Inicio Reflexiones Hipótesis y explicación sobre supuesto universo paralelo en la Antártida

Hipótesis y explicación sobre supuesto universo paralelo en la Antártida

por Antony Salaberry Hernández

En el mes de mayo empezaron a surgir artículos que hablaban sobre científicos  que hallaron un supuesto universo paralelo, pero en realidad no lo hicieron. La sugerencia se basaba en anomalías que ocurrieron recientemente en la Antártida donde los científicos al parecer observaron  neutrinos (partículas elementales llenas de energía extremadamente pequeñas), saliendo del suelo, algo realmente extraño y que no podía explicarse.

Para entender los neutrinos, se llevan a cabo investigaciones en el Polo Sur, donde surgió este extraño suceso considerado anomalías, ocurrió durante 2016 y 2018 y fueron descubiertas por científicos que realizaban investigaciones en busca de rayos cósmicos y neutrinos de energía ultraalta provenientes del espacio, todos seguidos por una serie de antenas de radio unidas a un globo que flota aproximadamente a 35.000 metros sobre el Polo Sur.

¿Que se sabe de estas extrañas partículas?

Los neutrinos son una de las partículas más enigmáticas de la ciencia y también muy difíciles de detectar. Fueron creadas de varias maneras, incluidas las estrellas en explosión y los estallidos de rayos gamma. Se encuentran en todas partes dentro del universo y son tan extremadamente pequeñas que pueden atravesar  casi cualquier objeto, desde las personas, hasta edificios y la tierra. 

Los científicos al no tener una respuesta claro de estos sucesos inexplicables, empezaron a crear  diferentes hipótesis que a continuación te las haré saber para que comprendas mucho mejor sobre este tema.

El proyecto ANITA financiado por la NASA, que es la abreviatura de Antena Transitoria Impulsiva Antártica, comenzó a operar en 2006, en el Polo Sur. Dos veces, los científicos de ANITA descubrieron señales de radio que imitaban neutrinos altamente energéticos que aparentemente salían del suelo por su propia cuenta. Estas partículas tienen la peculiaridad de que casi no interaccionan con lo que encuentren a su paso, por lo que pueden atravesar fácilmente la materia.

El físico de neutrinos peruano Carlos Alberto Argüelles investigador y profesor del departamento de física en Harvord  afirmó lo siguiente: «Interactuan  mediante una de las cuatro fuerzas que conocemos (la gravedad, la fuerza electromagnética, la fuerza nuclear fuerte y la fuerza nuclear débil). Los neutrinos interactuan solamente con la fuerza nuclear débil».

Y por ello según el físico Juan de Dios Zornoza profesor de la universidad de Valencia afirmó, «son capaces de cruzar una barrera de años luz de plomo y salir del otro lado, lo que los hace muy difícil de detectar».

Universo paralelo

Hace dos años veía la luz la última teoría científica sobre el origen del universo, formulada por el físico británico Stephen Hawking junto con Thomas Hertog, del Instituto de Física Teórica de Lovaina (Bélgica).

La nueva teoría Hawking-Hertog plantea que, a partir del Big Bang el Universo se formó como un vasto y complejo holograma, de modo que pueden existir otros universos muy similares al nuestro.

La teoría matizaba una hipótesis anterior del propio Hawking, que decía que, a partir del Big Bang, el Universo se expandió a partir de un punto minúsculo en un proceso conocido como inflación, creando infinitos universos -o «mutiversos«- que podían ser muy distintos al nuestro.

¿Que explicación tiene el supuesto universo paralelo en el cono Sur?

Los científicos permanecen confundidos  por la actividad, con unos 40 estudios que hasta ahora dan respuestas muy diferentes: los pulsos son neutrinos que pasaron sin trabas por todo el núcleo de la Tierra y salieron del suelo; los pulsos son el «cuarto» neutrino muy buscado, conocido como el neutrino estéril; la misteriosa «materia oscura» del espacio tiene la culpa; o esta es una frontera completamente desconocida de la física de partículas y/o astrofísica que pide un Nobel.

Ian Shoemaker , profesor asistente en el Departamento de Física y en el Centro de Física de Neutrinos, ambos parte del Virginia Tech College of Science, tiene una explicación diferente y más simple. En un artículo reciente publicado en la revista Annals of Glaciology, Shoemaker y varios colegas postulan que las anomalías no son de los neutrinos , sino simplemente reflejos de los rayos cósmicos de energía ultraalta que llegan desde el espacio, golpeando la nieve profunda y compacta, conocida como firn.

El profesor Ian Shoemaker afirmó lo siguiente: «creemos que esta nieve de superficie subterránea es la culpable», y agregó en un comunicado que «la firn es algo entre la nieve y el hielo glacial. Es nieve compactada que no es lo suficientemente densa como para ser hielo. Por lo tanto, puede tener inversiones de densidad , con rangos donde se pasa de alta densidad a baja densidad, y ese tipo de interfaces cruciales donde esta reflexión puede ocurrir y podría explicar estos eventos».

Pero en conclusión son sólo hipótesis que no aclaran lo sucedido. Y la NASA no dijo nada al respecto. Aunque para muchos leerlo en los titulares la idea les resulte fascinante, se debe tener en cuenta que la ciencia basada en hipótesis no es exacta por lo que les invito a que saquen sus propias conclusiones.

A continuación deja tu comentario, síguenos en nuestro Blog y redes sociales sobre ciencia y tecnología.

2 comentarios

Avatar
Roman Antonio Salaberry Padrón 13 de junio de 2020 - 17:23

Considero a todas las hipótesis en interesantes, sin ellas no hubiesen existido grandes descubrimientos, la humanidad desu Universo todavía tiene muchas cosas por descubrir al no ser que del paralelo descubran al nuestro.

Responder
Antony Salaberry Hernández
Antony Salaberry Hernández 27 de junio de 2020 - 12:59

Exacto,pero por ahora son sólo teorías que no dejan de ser descartadas ante los científicos. Muchas gracias por su comentario ?

Responder

Deja un comentario

Este sitio web usa cookies para mejorar la experiencia. Asumimos que aceptas, aunque puedes desactivarlas en cualquier momento. Aceptar Leer más